Opta por un alquiler de Jet Privado a Mendoza y disfruta su cultura vitivinícola. | South American Jets
X

Opta por un alquiler de Jet Privado a Mendoza y disfruta su cultura vitivinícola.

alquiler de Jet Privado a MendozaDe mi estudios de ingeniería agroindustrial, los aprendizajes más satisfactorios eran los paseos vivenciales. Se trataba de conocer, por sus procesos, a la industria del agro.

Siempre destacó entre mis recuerdos la visita a un proceso vinivitícola. Había gran contraste con las visitas anteriores. Se contaba una historia. Narraba un proceso tecnológico en lenguaje familiar. Las viñas y  bodegas eran su negocio.

Esas historias eran de muy fácil comprensión para mí. Otra manera de entender la ingeniería. Ese día solté mi cuaderno y me presté a ver, tocar, olfatear y escuchar cada estímulo que me llegaba, para despertar mi pasión por la enología.

Sabía que los detalles complejos sobre el proceso, los conocería después. No tenía apuro. En esta oportunidad, el aprender implicaba estímulos emocionales.

Con un deseo incontrolable de repetir esa experiencia y de llegar a más, hace una semana decidí emprender mi propia ruta vitivinícola. Un premio que creo merecer luego de tantos años de dedicación profesional.  Mi primera parada: Mendoza, Argentina.

Del por qué optar por el alquiler de un jet privado a Mendoza.

Cuando estés en mi lugar, en medio de tantas posibilidades, te sugiero mi ritual de las decisiones. Sentado en tu sitio más cómodo. Taza de café en mano. No, mejor un buen vino Mendocino. Degustas,  piensas detenidamente y analizas los criterios que te conducirán a tomar tu mejor elección:

  1. Valoras tu tiempo y sabes que la diversión a la que aspiras demanda invertir una buena parte de tu apretada agenda. No te queda espacio para viajes largos, mucho menos para demoras.
  2. Tienes sed de conocimientos y un deseo firme de disfrutar experiencias tecnológicas de alto impacto por su valor comercial y social.
  3. Una profunda pasión por la enología te invita a experimentar el proceso vitivinícola en todas sus fases.
  4. Tus logros y tu trayectoria te hace merecedor de las mejores atenciones.

Ciertamente, existen variadas opciones de transporte para llegar a Mendoza. Por lo pronto, mi única restricción es el tiempo. Un lujo como éste no debe costar trayectos largos o demorados.

Entonces, revisas la oferta de servicios de traslado en aviones privados, te paseas por la idea de tomar un vuelo privado, un vuelo charter. Revisas la oferta de la aviación privada y terminas por decidirte, porque amas viajar en las mejores condiciones. Tomaré la opción de alquiler de jet privado a Mendoza, decides.

Del por qué visitar Mendoza: destino turístico para el deleite de los apasionados del vino

Se trata de un destino turístico con ventajas excepcionales para viajeros exquisitos. Ideal para visitar entre los meses de febrero  a abril. Especialmente recomendado si quieres conocer, desde adentro, los procesos vitivinícolas.

El Programa de Bodegas Abiertas, ha permitido que las más destacadas bodegas se abran al turismo. El visitante observa uno de los procesos industriales más antiguos. Puede conocer desde la siembra de la vid hasta su proceso de fermentación y envasado. Lo disfruta al nivel de comprensión que desee: como catador, como enólogo, como empresario, como comerciante, como ingeniero o en familia.

En el programa participan las bodegas más emblemáticas de Mendoza. En ellas, los visitantes pueden disfrutar de estas inspiradoras historias familiares contadas por sus protagonistas. Esos empresarios o emprendedores, son herederos o fundadores de los más destacados centros vitivinícolas de Mendoza.

Como turista, recibirás un ticket que te acreditará para disfrutar de tres rutas. En cada ruta, los visitantes se trasladan por carro, en bicicleta o a caballo de una bodega a otra.  Observan, comparan procesos y disfrutan de hermosos paisajes de llano, montaña o laderas del piedemonte Mendocino.

En cada  Bodega, los turistas realizan degustaciones de sus vinos. Aprenden sobre la cultura de su confección. Adquieren nociones generales sobre las catas. Conocen sobre su historia y sus procesos productivos, mientras hacen degustaciones de vino armonizadas con los mejores maridajes . Suelen finalizar con un almuerzo a varios pasos, con muestras de la exquisita gastronomía local.

La mayor parte de la infraestructura hotelera tiene un enorme valor arquitectónico e histórico. Algunas bodegas, con estilos más vanguardistas, destacan también por el impacto visual y la manera armoniosa como se integran al ambiente. La memoria arquitectónica es otra de mis pasiones.

3 rasgos comunes de las transformaciones tecnológicas sobre el proceso vitivinícola.

Si sientes una pasión especial por la tecnología, te interesará conocer tres rasgos que se han mantenido casi invariables a lo largo del tiempo:

   1.El vino de Mendoza: alta calidad para el Mercado mundial

 

 

Cuando nos hablan de calidad, se nos vienen muchas ideas a la mente. Lo fundamental sobre la calidad es que el producto tenga “siempre” los mismos atributos apreciados por el cliente. En los vinos, esos atributos se corresponden con sus características organolépticas

Mantener invariable la calidad de un producto en el tiempo, es una tarea difícil. Es la meta de muchas empresas del mundo. Quizá, por comparación, algo de lo aprendido sea de utilidad para tu empresa.

En la producción vitivinícola de Mendoza, se reconocen dos períodos:

(1) período artesanal, en el que se producían vinos de calidad de exportación con técnicas, equipos y materia prima local.

(2) período postradicional, que introdujo variantes europeas y tecnificó algunos procesos. Ello,con la intención ser más competitivos en el mercado internacional.

¿Qué les ha permitido la preservación de la calidad en el tiempo?, quizá alguna de estas razones que he estado pensando:

  • El fortalecimiento de la plataforma de comercialización.
  • Las innovaciones tecnológicas en el manejo postcosecha e industrial.

   2.Enfoque familiar con historia contada sobre el proceso

Seguramente lo podrás reconocer en tu propia casa. Esas recetas de la abuela que se van extendiendo de una generación a otra, han tenido una razón de ser. Cada uno de esos familiares que se interesó por aprenderla, se aseguró de no realizar cambios y se ocupó transferirla “intacta” a las siguientes generaciones.  

Más que una actividad industrial, el proceso de elaboración del vino es un fenómeno social. Buena parte de esas unidades de producción, aún siguen siendo administradas por núcleos familiares. Ésto le confiere un elemento diferenciador humanizante que potencia su valor turístico para la población en general.

5 razones para vivenciar la experiencia vitivinícola en Mendoza

  1. Mendoza, Capital de Vino de la Red Global Great Wine.

Si eres de los que les gusta experimentar el Top, aquí tienes la primera razón. Desde julio de 2005, Mendoza fué designada como una de las Capitales del Vino. Desde entonces, forma parte de este selecto grupo de ciudades del mundo. Algunos de los países con ciudades acreditadas son: Australia, Francia, Estados Unidos de América, Portugal, España, Italia, Alemania y Chile. Esta condición ha impulsado a los productores a mantener la calidad en sus productos y abrir sus unidades de producción al turismo mundial.

   2.Mendoza es la cuna del Malbec

Quizá ya te hayas deleitado con alguna cosecha de tinto de esta variedad de uva. Si no lo has hecho, esta será una muy buena oportunidad. Malbec es una variedad de uva producida en el Valle del Uco, que ha sido declarada como la Uva Insignia.

Reconocida como la mejor de Argentina. Esta variedad del fruto de la vid, se produce en Mendoza, entre otros varietales de prestigio internacional como: cabernet, sauvignon, bonarda, merlot, entre otras. Mendoza produce, según el Google de los vinos, el Wine Seacher, el vino más costoso de Argentina

   3.Más de 1000 bodegas

Si te apasiona el comercio exterior, seguro tendrás importantes referencias para hacer benchmarking. La gran cantidad de bodegas, y su diversidad, ha permitido a Mendoza, producir más del 70% de la demanda nacional de vino.

Querrás regresar. Mendoza promete un largo camino de aprendizajes y aventuras. Distintas arquitecturas, infraestructuras variadas, diferentes ingenios tecnológicos, variados modos de producción y modelos de gestión, atraen a miles de turistas y tecnólogos. Todo un temario de aprendizajes y experiencias de disfrute pendientes.

   4.Espectaculares servicios turísticos integrados a la cultura vitivinícola

Muchas de las bodegas están habilitadas como espacios turísticos. Han sido dotadas de salas de arte, restaurantes con gastronomía diversificada y sofisticada. Los hospedajes son de muy alta calidad. Los diseños de la mayoría de las bodegas son amigables con el ambiente. Sus espacios son también aprovechados con fines didácticos, para la enseñanza del arte de la cata de vinos.

   5.Hermosos paisajes

Si eres visual, el contraste paisajístico de Mendoza captará tu atención. Espectaculares paisajes que varían desde llanuras desérticas, la geomorfología del pie de monte andino argentino y sus laderas y montañas. Las condiciones climáticas son ideales dentro de la temporada recomendada. Tendrás la opción de disfrutar rutas pasivas o cargadas de adrenalina, en soledad o en grupos. La variante que busques, seguro la encontrarás.

El Top 10 de Las rutas vitivinícolas y servicios turísticos complementarios

Distribuidas en la zona este, la zona sur o en el propio Valle del Uco, hay unas 1.200 bodegas por visitar. Las rutas por lo general, incluyen al menos 3 bodegas. Tendré mucho que pensar para decidirme entre éstas:

  1. Podría disfrutar una noche gourmet en Espacio Trapiche en un recorrido nocturno, antes de una cena.
  2. Para el día siguiente, me animaría ir al tour mañanero,  conocido como Mendoza, Vino y Oliva. Visitaría la Bodega Tempus Alba y la Olivícola Pasrai. Finalizaría con degustaciones de delicateses de aceitunas y tomates deshidratados, entre otras delicias.
  3. En la ruta Vinos y sabores de Maipú, visitaría la bodega familiar Sin Fin, la bodega Trapiche y la reconocida olivícola de la familia Succardi. De esta ruta me anima el almuerzo a tres pasos.
  4. No me perdería por nada del mundo, uno de los paseos en Bici. Hay 3 opciones. Será una experiencia divertida. Lo mejor, en cada parada, catas y degustaciones de delicateses.
  5. Antes de mi regreso, haría la cabalgata entre viñedos. Esta ruta me transportará en el tiempo, lo sé. Lo llaman turismo de contacto. Las degustaciones de empanadas y asado son muy prometedoras.
  6. Me anima también la posibilidad de conocer el Valle del Uco, de donde es originario el Malbec. Esta ruta incluye bodegas emblemáticas y de tradición:  Fomaine Bousquet, Salantein y Andeluna Cellars
  7. Mundo Catena presenta una oferta que mezcla degustaciones de vinos e historias. Allí los turistas tienen la posibilidad de visitar la pirámide de Catena Zapata y la conocida Casa del Enemigo.
  8. Quiero una sesión de espumantes. Me encantaría aprender a diferenciarlos. En las Bodegas Cruzat y Séptima, se ofrece esta posibilidad. Lo mejor, ofertan creativas iniciativas de maridaje para acompañarlos.
  9. Aún no se si iré acompañado. Si es así, me regalaré tres noches espectaculares en Noches, Vinos y Gourmet. Allí puedo tener la experiencia de cabalgata, tour de bodegas y degustaciones.
  10. La joya de la corona no está disponible todo el año, pero para quien tenga la posibilidad de seleccionar la fecha, que escoja los días de la Fiesta de la vendimia. Un solo espacio que estimula la participación de empresarios y emprendedores de la actividad vitivinícola. Participan representantes de las Bodegas más emblemáticas, pequeños productores y emprendedores. Incluye exhibiciones, actividades didácticas, artísticas y culturales del folklore popular. Fué reconocida en 2011 por National Geographic, como la 2da fiesta de cosecha más importante del mundo.

El Top de atractivos para viajeros que buscan ejercitarse en Mendoza

Si eres deportista o te gustan las actividades de exigencia física, Mendoza también te ofrece alternativas. Dentro de este Top 5 de actividades para entrenar en Mendoza, seguro encontrarás tu favorita, ya yo escogí la mía entre estas que te comparto:

  1. Excursiones en rutas trekking para conocer Aconcagua. Aconcagua es la montaña más alta de la zona, es una ruta apta para principiantes.
  2. Fabulosos Win Bike que incluyen en sus rutas de Bicis.
  3. Cabalgatas hacia bodegas y viñas.
  4. Rally de autos organizados por la localidad.
  5. Campos de golf.

Planeando mi diversion.

Mendoza, allí estaré con seguridad. Aún no logro decidir la ruta. Pero seguro estaré experimentando nuevas conexiones con estímulos excepcionales dentro de un mundo apasionante, cargado de historia.

He leído que no hay mejores vinos. Los expertos dicen que cada catador tiene una característica y necesidad gustativa única. Nos invitan a entrenar el paladar, a probar, a experimentar hasta encontrar el vino que mejor se ajuste a nuestros rasgos. Esa será mi estrategia.

Cada uno de esos espacios ha resultado de la fusión de lo que es su historia, su proceso productivo, el valor arquitectónico de sus instalaciones, la tecnología desarrollada, su cultura y su historia. Entre tantos sitios por visitar, tendré claro que cada bodega tiene un rasgo particular que la hace única, por lo que mi selección siempre será la mejor.

 

alquiler de Jet Privado a MendozaDe mi estudios de ingeniería agroindustrial, los aprendizajes más satisfactorios eran los paseos vivenciales. Se trataba de conocer, por sus procesos, a la industria del agro.

Siempre destacó entre mis recuerdos la visita a un proceso vinivitícola. Había gran contraste con las visitas anteriores. Se contaba una historia. Narraba un proceso tecnológico en lenguaje familiar. Las viñas y  bodegas eran su negocio.

Esas historias eran de muy fácil comprensión para mí. Otra manera de entender la ingeniería. Ese día solté mi cuaderno y me presté a ver, tocar, olfatear y escuchar cada estímulo que me llegaba, para despertar mi pasión por la enología.

Sabía que los detalles complejos sobre el proceso, los conocería después. No tenía apuro. En esta oportunidad, el aprender implicaba estímulos emocionales.

Con un deseo incontrolable de repetir esa experiencia y de llegar a más, hace una semana decidí emprender mi propia ruta vitivinícola. Un premio que creo merecer luego de tantos años de dedicación profesional.  Mi primera parada: Mendoza, Argentina.

Del por qué optar por el alquiler de un jet privado a Mendoza.

Cuando estés en mi lugar, en medio de tantas posibilidades, te sugiero mi ritual de las decisiones. Sentado en tu sitio más cómodo. Taza de café en mano. No, mejor un buen vino Mendocino. Degustas,  piensas detenidamente y analizas los criterios que te conducirán a tomar tu mejor elección:

  1. Valoras tu tiempo y sabes que la diversión a la que aspiras demanda invertir una buena parte de tu apretada agenda. No te queda espacio para viajes largos, mucho menos para demoras.
  2. Tienes sed de conocimientos y un deseo firme de disfrutar experiencias tecnológicas de alto impacto por su valor comercial y social.
  3. Una profunda pasión por la enología te invita a experimentar el proceso vitivinícola en todas sus fases.
  4. Tus logros y tu trayectoria te hace merecedor de las mejores atenciones.

Ciertamente, existen variadas opciones de transporte para llegar a Mendoza. Por lo pronto, mi única restricción es el tiempo. Un lujo como éste no debe costar trayectos largos o demorados.

Entonces, revisas la oferta de servicios de traslado en aviones privados, te paseas por la idea de tomar un vuelo privado, un vuelo charter. Revisas la oferta de la aviación privada y terminas por decidirte, porque amas viajar en las mejores condiciones. Tomaré la opción de alquiler de jet privado a Mendoza, decides.

Del por qué visitar Mendoza: destino turístico para el deleite de los apasionados del vino

Se trata de un destino turístico con ventajas excepcionales para viajeros exquisitos. Ideal para visitar entre los meses de febrero  a abril. Especialmente recomendado si quieres conocer, desde adentro, los procesos vitivinícolas.

El Programa de Bodegas Abiertas, ha permitido que las más destacadas bodegas se abran al turismo. El visitante observa uno de los procesos industriales más antiguos. Puede conocer desde la siembra de la vid hasta su proceso de fermentación y envasado. Lo disfruta al nivel de comprensión que desee: como catador, como enólogo, como empresario, como comerciante, como ingeniero o en familia.

En el programa participan las bodegas más emblemáticas de Mendoza. En ellas, los visitantes pueden disfrutar de estas inspiradoras historias familiares contadas por sus protagonistas. Esos empresarios o emprendedores, son herederos o fundadores de los más destacados centros vitivinícolas de Mendoza.

Como turista, recibirás un ticket que te acreditará para disfrutar de tres rutas. En cada ruta, los visitantes se trasladan por carro, en bicicleta o a caballo de una bodega a otra.  Observan, comparan procesos y disfrutan de hermosos paisajes de llano, montaña o laderas del piedemonte Mendocino.

En cada  Bodega, los turistas realizan degustaciones de sus vinos. Aprenden sobre la cultura de su confección. Adquieren nociones generales sobre las catas. Conocen sobre su historia y sus procesos productivos, mientras hacen degustaciones de vino armonizadas con los mejores maridajes . Suelen finalizar con un almuerzo a varios pasos, con muestras de la exquisita gastronomía local.

La mayor parte de la infraestructura hotelera tiene un enorme valor arquitectónico e histórico. Algunas bodegas, con estilos más vanguardistas, destacan también por el impacto visual y la manera armoniosa como se integran al ambiente. La memoria arquitectónica es otra de mis pasiones.

3 rasgos comunes de las transformaciones tecnológicas sobre el proceso vitivinícola.

Si sientes una pasión especial por la tecnología, te interesará conocer tres rasgos que se han mantenido casi invariables a lo largo del tiempo:

   1.El vino de Mendoza: alta calidad para el Mercado mundial

 

 

Cuando nos hablan de calidad, se nos vienen muchas ideas a la mente. Lo fundamental sobre la calidad es que el producto tenga “siempre” los mismos atributos apreciados por el cliente. En los vinos, esos atributos se corresponden con sus características organolépticas

Mantener invariable la calidad de un producto en el tiempo, es una tarea difícil. Es la meta de muchas empresas del mundo. Quizá, por comparación, algo de lo aprendido sea de utilidad para tu empresa.

En la producción vitivinícola de Mendoza, se reconocen dos períodos:

(1) período artesanal, en el que se producían vinos de calidad de exportación con técnicas, equipos y materia prima local.

(2) período postradicional, que introdujo variantes europeas y tecnificó algunos procesos. Ello,con la intención ser más competitivos en el mercado internacional.

¿Qué les ha permitido la preservación de la calidad en el tiempo?, quizá alguna de estas razones que he estado pensando:

  • El fortalecimiento de la plataforma de comercialización.
  • Las innovaciones tecnológicas en el manejo postcosecha e industrial.

   2.Enfoque familiar con historia contada sobre el proceso

Seguramente lo podrás reconocer en tu propia casa. Esas recetas de la abuela que se van extendiendo de una generación a otra, han tenido una razón de ser. Cada uno de esos familiares que se interesó por aprenderla, se aseguró de no realizar cambios y se ocupó transferirla “intacta” a las siguientes generaciones.  

Más que una actividad industrial, el proceso de elaboración del vino es un fenómeno social. Buena parte de esas unidades de producción, aún siguen siendo administradas por núcleos familiares. Ésto le confiere un elemento diferenciador humanizante que potencia su valor turístico para la población en general.

5 razones para vivenciar la experiencia vitivinícola en Mendoza

  1. Mendoza, Capital de Vino de la Red Global Great Wine.

Si eres de los que les gusta experimentar el Top, aquí tienes la primera razón. Desde julio de 2005, Mendoza fué designada como una de las Capitales del Vino. Desde entonces, forma parte de este selecto grupo de ciudades del mundo. Algunos de los países con ciudades acreditadas son: Australia, Francia, Estados Unidos de América, Portugal, España, Italia, Alemania y Chile. Esta condición ha impulsado a los productores a mantener la calidad en sus productos y abrir sus unidades de producción al turismo mundial.

   2.Mendoza es la cuna del Malbec

Quizá ya te hayas deleitado con alguna cosecha de tinto de esta variedad de uva. Si no lo has hecho, esta será una muy buena oportunidad. Malbec es una variedad de uva producida en el Valle del Uco, que ha sido declarada como la Uva Insignia.

Reconocida como la mejor de Argentina. Esta variedad del fruto de la vid, se produce en Mendoza, entre otros varietales de prestigio internacional como: cabernet, sauvignon, bonarda, merlot, entre otras. Mendoza produce, según el Google de los vinos, el Wine Seacher, el vino más costoso de Argentina

   3.Más de 1000 bodegas

Si te apasiona el comercio exterior, seguro tendrás importantes referencias para hacer benchmarking. La gran cantidad de bodegas, y su diversidad, ha permitido a Mendoza, producir más del 70% de la demanda nacional de vino.

Querrás regresar. Mendoza promete un largo camino de aprendizajes y aventuras. Distintas arquitecturas, infraestructuras variadas, diferentes ingenios tecnológicos, variados modos de producción y modelos de gestión, atraen a miles de turistas y tecnólogos. Todo un temario de aprendizajes y experiencias de disfrute pendientes.

   4.Espectaculares servicios turísticos integrados a la cultura vitivinícola

Muchas de las bodegas están habilitadas como espacios turísticos. Han sido dotadas de salas de arte, restaurantes con gastronomía diversificada y sofisticada. Los hospedajes son de muy alta calidad. Los diseños de la mayoría de las bodegas son amigables con el ambiente. Sus espacios son también aprovechados con fines didácticos, para la enseñanza del arte de la cata de vinos.

   5.Hermosos paisajes

Si eres visual, el contraste paisajístico de Mendoza captará tu atención. Espectaculares paisajes que varían desde llanuras desérticas, la geomorfología del pie de monte andino argentino y sus laderas y montañas. Las condiciones climáticas son ideales dentro de la temporada recomendada. Tendrás la opción de disfrutar rutas pasivas o cargadas de adrenalina, en soledad o en grupos. La variante que busques, seguro la encontrarás.

El Top 10 de Las rutas vitivinícolas y servicios turísticos complementarios

Distribuidas en la zona este, la zona sur o en el propio Valle del Uco, hay unas 1.200 bodegas por visitar. Las rutas por lo general, incluyen al menos 3 bodegas. Tendré mucho que pensar para decidirme entre éstas:

  1. Podría disfrutar una noche gourmet en Espacio Trapiche en un recorrido nocturno, antes de una cena.
  2. Para el día siguiente, me animaría ir al tour mañanero,  conocido como Mendoza, Vino y Oliva. Visitaría la Bodega Tempus Alba y la Olivícola Pasrai. Finalizaría con degustaciones de delicateses de aceitunas y tomates deshidratados, entre otras delicias.
  3. En la ruta Vinos y sabores de Maipú, visitaría la bodega familiar Sin Fin, la bodega Trapiche y la reconocida olivícola de la familia Succardi. De esta ruta me anima el almuerzo a tres pasos.
  4. No me perdería por nada del mundo, uno de los paseos en Bici. Hay 3 opciones. Será una experiencia divertida. Lo mejor, en cada parada, catas y degustaciones de delicateses.
  5. Antes de mi regreso, haría la cabalgata entre viñedos. Esta ruta me transportará en el tiempo, lo sé. Lo llaman turismo de contacto. Las degustaciones de empanadas y asado son muy prometedoras.
  6. Me anima también la posibilidad de conocer el Valle del Uco, de donde es originario el Malbec. Esta ruta incluye bodegas emblemáticas y de tradición:  Fomaine Bousquet, Salantein y Andeluna Cellars
  7. Mundo Catena presenta una oferta que mezcla degustaciones de vinos e historias. Allí los turistas tienen la posibilidad de visitar la pirámide de Catena Zapata y la conocida Casa del Enemigo.
  8. Quiero una sesión de espumantes. Me encantaría aprender a diferenciarlos. En las Bodegas Cruzat y Séptima, se ofrece esta posibilidad. Lo mejor, ofertan creativas iniciativas de maridaje para acompañarlos.
  9. Aún no se si iré acompañado. Si es así, me regalaré tres noches espectaculares en Noches, Vinos y Gourmet. Allí puedo tener la experiencia de cabalgata, tour de bodegas y degustaciones.
  10. La joya de la corona no está disponible todo el año, pero para quien tenga la posibilidad de seleccionar la fecha, que escoja los días de la Fiesta de la vendimia. Un solo espacio que estimula la participación de empresarios y emprendedores de la actividad vitivinícola. Participan representantes de las Bodegas más emblemáticas, pequeños productores y emprendedores. Incluye exhibiciones, actividades didácticas, artísticas y culturales del folklore popular. Fué reconocida en 2011 por National Geographic, como la 2da fiesta de cosecha más importante del mundo.

El Top de atractivos para viajeros que buscan ejercitarse en Mendoza

Si eres deportista o te gustan las actividades de exigencia física, Mendoza también te ofrece alternativas. Dentro de este Top 5 de actividades para entrenar en Mendoza, seguro encontrarás tu favorita, ya yo escogí la mía entre estas que te comparto:

  1. Excursiones en rutas trekking para conocer Aconcagua. Aconcagua es la montaña más alta de la zona, es una ruta apta para principiantes.
  2. Fabulosos Win Bike que incluyen en sus rutas de Bicis.
  3. Cabalgatas hacia bodegas y viñas.
  4. Rally de autos organizados por la localidad.
  5. Campos de golf.

Planeando mi diversion.

Mendoza, allí estaré con seguridad. Aún no logro decidir la ruta. Pero seguro estaré experimentando nuevas conexiones con estímulos excepcionales dentro de un mundo apasionante, cargado de historia.

He leído que no hay mejores vinos. Los expertos dicen que cada catador tiene una característica y necesidad gustativa única. Nos invitan a entrenar el paladar, a probar, a experimentar hasta encontrar el vino que mejor se ajuste a nuestros rasgos. Esa será mi estrategia.

Cada uno de esos espacios ha resultado de la fusión de lo que es su historia, su proceso productivo, el valor arquitectónico de sus instalaciones, la tecnología desarrollada, su cultura y su historia. Entre tantos sitios por visitar, tendré claro que cada bodega tiene un rasgo particular que la hace única, por lo que mi selección siempre será la mejor.

 

alquiler de Jet Privado a MendozaDe mi estudios de ingeniería agroindustrial, los aprendizajes más satisfactorios eran los paseos vivenciales. Se trataba de conocer, por sus procesos, a la industria del agro.

Siempre destacó entre mis recuerdos la visita a un proceso vinivitícola. Había gran contraste con las visitas anteriores. Se contaba una historia. Narraba un proceso tecnológico en lenguaje familiar. Las viñas y  bodegas eran su negocio.

Esas historias eran de muy fácil comprensión para mí. Otra manera de entender la ingeniería. Ese día solté mi cuaderno y me presté a ver, tocar, olfatear y escuchar cada estímulo que me llegaba, para despertar mi pasión por la enología.

Sabía que los detalles complejos sobre el proceso, los conocería después. No tenía apuro. En esta oportunidad, el aprender implicaba estímulos emocionales.

Con un deseo incontrolable de repetir esa experiencia y de llegar a más, hace una semana decidí emprender mi propia ruta vitivinícola. Un premio que creo merecer luego de tantos años de dedicación profesional.  Mi primera parada: Mendoza, Argentina.

Del por qué optar por el alquiler de un jet privado a Mendoza.

Cuando estés en mi lugar, en medio de tantas posibilidades, te sugiero mi ritual de las decisiones. Sentado en tu sitio más cómodo. Taza de café en mano. No, mejor un buen vino Mendocino. Degustas,  piensas detenidamente y analizas los criterios que te conducirán a tomar tu mejor elección:

  1. Valoras tu tiempo y sabes que la diversión a la que aspiras demanda invertir una buena parte de tu apretada agenda. No te queda espacio para viajes largos, mucho menos para demoras.
  2. Tienes sed de conocimientos y un deseo firme de disfrutar experiencias tecnológicas de alto impacto por su valor comercial y social.
  3. Una profunda pasión por la enología te invita a experimentar el proceso vitivinícola en todas sus fases.
  4. Tus logros y tu trayectoria te hace merecedor de las mejores atenciones.

Ciertamente, existen variadas opciones de transporte para llegar a Mendoza. Por lo pronto, mi única restricción es el tiempo. Un lujo como éste no debe costar trayectos largos o demorados.

Entonces, revisas la oferta de servicios de traslado en aviones privados, te paseas por la idea de tomar un vuelo privado, un vuelo charter. Revisas la oferta de la aviación privada y terminas por decidirte, porque amas viajar en las mejores condiciones. Tomaré la opción de alquiler de jet privado a Mendoza, decides.

Del por qué visitar Mendoza: destino turístico para el deleite de los apasionados del vino

Se trata de un destino turístico con ventajas excepcionales para viajeros exquisitos. Ideal para visitar entre los meses de febrero  a abril. Especialmente recomendado si quieres conocer, desde adentro, los procesos vitivinícolas.

El Programa de Bodegas Abiertas, ha permitido que las más destacadas bodegas se abran al turismo. El visitante observa uno de los procesos industriales más antiguos. Puede conocer desde la siembra de la vid hasta su proceso de fermentación y envasado. Lo disfruta al nivel de comprensión que desee: como catador, como enólogo, como empresario, como comerciante, como ingeniero o en familia.

En el programa participan las bodegas más emblemáticas de Mendoza. En ellas, los visitantes pueden disfrutar de estas inspiradoras historias familiares contadas por sus protagonistas. Esos empresarios o emprendedores, son herederos o fundadores de los más destacados centros vitivinícolas de Mendoza.

Como turista, recibirás un ticket que te acreditará para disfrutar de tres rutas. En cada ruta, los visitantes se trasladan por carro, en bicicleta o a caballo de una bodega a otra.  Observan, comparan procesos y disfrutan de hermosos paisajes de llano, montaña o laderas del piedemonte Mendocino.

En cada  Bodega, los turistas realizan degustaciones de sus vinos. Aprenden sobre la cultura de su confección. Adquieren nociones generales sobre las catas. Conocen sobre su historia y sus procesos productivos, mientras hacen degustaciones de vino armonizadas con los mejores maridajes . Suelen finalizar con un almuerzo a varios pasos, con muestras de la exquisita gastronomía local.

La mayor parte de la infraestructura hotelera tiene un enorme valor arquitectónico e histórico. Algunas bodegas, con estilos más vanguardistas, destacan también por el impacto visual y la manera armoniosa como se integran al ambiente. La memoria arquitectónica es otra de mis pasiones.

3 rasgos comunes de las transformaciones tecnológicas sobre el proceso vitivinícola.

Si sientes una pasión especial por la tecnología, te interesará conocer tres rasgos que se han mantenido casi invariables a lo largo del tiempo:

   1.El vino de Mendoza: alta calidad para el Mercado mundial

 

 

Cuando nos hablan de calidad, se nos vienen muchas ideas a la mente. Lo fundamental sobre la calidad es que el producto tenga “siempre” los mismos atributos apreciados por el cliente. En los vinos, esos atributos se corresponden con sus características organolépticas

Mantener invariable la calidad de un producto en el tiempo, es una tarea difícil. Es la meta de muchas empresas del mundo. Quizá, por comparación, algo de lo aprendido sea de utilidad para tu empresa.

En la producción vitivinícola de Mendoza, se reconocen dos períodos:

(1) período artesanal, en el que se producían vinos de calidad de exportación con técnicas, equipos y materia prima local.

(2) período postradicional, que introdujo variantes europeas y tecnificó algunos procesos. Ello,con la intención ser más competitivos en el mercado internacional.

¿Qué les ha permitido la preservación de la calidad en el tiempo?, quizá alguna de estas razones que he estado pensando:

  • El fortalecimiento de la plataforma de comercialización.
  • Las innovaciones tecnológicas en el manejo postcosecha e industrial.

   2.Enfoque familiar con historia contada sobre el proceso

Seguramente lo podrás reconocer en tu propia casa. Esas recetas de la abuela que se van extendiendo de una generación a otra, han tenido una razón de ser. Cada uno de esos familiares que se interesó por aprenderla, se aseguró de no realizar cambios y se ocupó transferirla “intacta” a las siguientes generaciones.  

Más que una actividad industrial, el proceso de elaboración del vino es un fenómeno social. Buena parte de esas unidades de producción, aún siguen siendo administradas por núcleos familiares. Ésto le confiere un elemento diferenciador humanizante que potencia su valor turístico para la población en general.

5 razones para vivenciar la experiencia vitivinícola en Mendoza

  1. Mendoza, Capital de Vino de la Red Global Great Wine.

Si eres de los que les gusta experimentar el Top, aquí tienes la primera razón. Desde julio de 2005, Mendoza fué designada como una de las Capitales del Vino. Desde entonces, forma parte de este selecto grupo de ciudades del mundo. Algunos de los países con ciudades acreditadas son: Australia, Francia, Estados Unidos de América, Portugal, España, Italia, Alemania y Chile. Esta condición ha impulsado a los productores a mantener la calidad en sus productos y abrir sus unidades de producción al turismo mundial.

   2.Mendoza es la cuna del Malbec

Quizá ya te hayas deleitado con alguna cosecha de tinto de esta variedad de uva. Si no lo has hecho, esta será una muy buena oportunidad. Malbec es una variedad de uva producida en el Valle del Uco, que ha sido declarada como la Uva Insignia.

Reconocida como la mejor de Argentina. Esta variedad del fruto de la vid, se produce en Mendoza, entre otros varietales de prestigio internacional como: cabernet, sauvignon, bonarda, merlot, entre otras. Mendoza produce, según el Google de los vinos, el Wine Seacher, el vino más costoso de Argentina

   3.Más de 1000 bodegas

Si te apasiona el comercio exterior, seguro tendrás importantes referencias para hacer benchmarking. La gran cantidad de bodegas, y su diversidad, ha permitido a Mendoza, producir más del 70% de la demanda nacional de vino.

Querrás regresar. Mendoza promete un largo camino de aprendizajes y aventuras. Distintas arquitecturas, infraestructuras variadas, diferentes ingenios tecnológicos, variados modos de producción y modelos de gestión, atraen a miles de turistas y tecnólogos. Todo un temario de aprendizajes y experiencias de disfrute pendientes.

   4.Espectaculares servicios turísticos integrados a la cultura vitivinícola

Muchas de las bodegas están habilitadas como espacios turísticos. Han sido dotadas de salas de arte, restaurantes con gastronomía diversificada y sofisticada. Los hospedajes son de muy alta calidad. Los diseños de la mayoría de las bodegas son amigables con el ambiente. Sus espacios son también aprovechados con fines didácticos, para la enseñanza del arte de la cata de vinos.

   5.Hermosos paisajes

Si eres visual, el contraste paisajístico de Mendoza captará tu atención. Espectaculares paisajes que varían desde llanuras desérticas, la geomorfología del pie de monte andino argentino y sus laderas y montañas. Las condiciones climáticas son ideales dentro de la temporada recomendada. Tendrás la opción de disfrutar rutas pasivas o cargadas de adrenalina, en soledad o en grupos. La variante que busques, seguro la encontrarás.

El Top 10 de Las rutas vitivinícolas y servicios turísticos complementarios

Distribuidas en la zona este, la zona sur o en el propio Valle del Uco, hay unas 1.200 bodegas por visitar. Las rutas por lo general, incluyen al menos 3 bodegas. Tendré mucho que pensar para decidirme entre éstas:

  1. Podría disfrutar una noche gourmet en Espacio Trapiche en un recorrido nocturno, antes de una cena.
  2. Para el día siguiente, me animaría ir al tour mañanero,  conocido como Mendoza, Vino y Oliva. Visitaría la Bodega Tempus Alba y la Olivícola Pasrai. Finalizaría con degustaciones de delicateses de aceitunas y tomates deshidratados, entre otras delicias.
  3. En la ruta Vinos y sabores de Maipú, visitaría la bodega familiar Sin Fin, la bodega Trapiche y la reconocida olivícola de la familia Succardi. De esta ruta me anima el almuerzo a tres pasos.
  4. No me perdería por nada del mundo, uno de los paseos en Bici. Hay 3 opciones. Será una experiencia divertida. Lo mejor, en cada parada, catas y degustaciones de delicateses.
  5. Antes de mi regreso, haría la cabalgata entre viñedos. Esta ruta me transportará en el tiempo, lo sé. Lo llaman turismo de contacto. Las degustaciones de empanadas y asado son muy prometedoras.
  6. Me anima también la posibilidad de conocer el Valle del Uco, de donde es originario el Malbec. Esta ruta incluye bodegas emblemáticas y de tradición:  Fomaine Bousquet, Salantein y Andeluna Cellars
  7. Mundo Catena presenta una oferta que mezcla degustaciones de vinos e historias. Allí los turistas tienen la posibilidad de visitar la pirámide de Catena Zapata y la conocida Casa del Enemigo.
  8. Quiero una sesión de espumantes. Me encantaría aprender a diferenciarlos. En las Bodegas Cruzat y Séptima, se ofrece esta posibilidad. Lo mejor, ofertan creativas iniciativas de maridaje para acompañarlos.
  9. Aún no se si iré acompañado. Si es así, me regalaré tres noches espectaculares en Noches, Vinos y Gourmet. Allí puedo tener la experiencia de cabalgata, tour de bodegas y degustaciones.
  10. La joya de la corona no está disponible todo el año, pero para quien tenga la posibilidad de seleccionar la fecha, que escoja los días de la Fiesta de la vendimia. Un solo espacio que estimula la participación de empresarios y emprendedores de la actividad vitivinícola. Participan representantes de las Bodegas más emblemáticas, pequeños productores y emprendedores. Incluye exhibiciones, actividades didácticas, artísticas y culturales del folklore popular. Fué reconocida en 2011 por National Geographic, como la 2da fiesta de cosecha más importante del mundo.

El Top de atractivos para viajeros que buscan ejercitarse en Mendoza

Si eres deportista o te gustan las actividades de exigencia física, Mendoza también te ofrece alternativas. Dentro de este Top 5 de actividades para entrenar en Mendoza, seguro encontrarás tu favorita, ya yo escogí la mía entre estas que te comparto:

  1. Excursiones en rutas trekking para conocer Aconcagua. Aconcagua es la montaña más alta de la zona, es una ruta apta para principiantes.
  2. Fabulosos Win Bike que incluyen en sus rutas de Bicis.
  3. Cabalgatas hacia bodegas y viñas.
  4. Rally de autos organizados por la localidad.
  5. Campos de golf.

Planeando mi diversion.

Mendoza, allí estaré con seguridad. Aún no logro decidir la ruta. Pero seguro estaré experimentando nuevas conexiones con estímulos excepcionales dentro de un mundo apasionante, cargado de historia.

He leído que no hay mejores vinos. Los expertos dicen que cada catador tiene una característica y necesidad gustativa única. Nos invitan a entrenar el paladar, a probar, a experimentar hasta encontrar el vino que mejor se ajuste a nuestros rasgos. Esa será mi estrategia.

Cada uno de esos espacios ha resultado de la fusión de lo que es su historia, su proceso productivo, el valor arquitectónico de sus instalaciones, la tecnología desarrollada, su cultura y su historia. Entre tantos sitios por visitar, tendré claro que cada bodega tiene un rasgo particular que la hace única, por lo que mi selección siempre será la mejor.