Turismo Espacial | South American Jets
X

Turismo Espacial

Ya no es ciencia ficción, pronto podrías ser uno

de los primeros privilegiados que vivan la experiencia

El despertar del sueño de la infancia

Creo haberlo vivido anticipadamente desde mi infancia, siempre quise viajar hacia el espacio. Pero desde que comencé a admirar los heróicos esfuerzos de la princesa Leia por reinstaurar la república en la galaxia, pensé que viajar al espacio era un privilegio reservado solo para astronautas superdotados, entidades con capacidades superespeciales o asignados en misiones interplanetarias complejas.

Ciertamente, al leer sobre el desarrollo de diferentes proyectos para llevar pasajeros al espacio, toda mi infancia se presentó de nuevo ante mí. Y me dije: ¡Yo Quiero! Me conecté con mi antiguo deseo de viajar por el espacio.

Pero ahora viajar al espacio tendría con más garantías: sin el riesgo de encontrar alliens amenazantes, sin que sea requerido mi viaje para evitar la devastación de la tierra, o para superarla; sin la necesaria asignación de la compleja misión de reestablecer el orden cósmico. Tampoco requeriría cambiar de dimensión, ni atravesar portales inciertos con el riesgo de descubrir, sin proponérmelo, misiones secretas que me pudieran comprometer.

Viajes espaciales, solo para soñadores privilegiados

¿Te podrías imaginar allí, viviendo en tiempo real una realidad que sólo has disfrutado desde la simulación o la imaginación que nos han estimulado las grandes producciones cinematográficas?

Ya puedes imaginarte experimentando la Gravedad 0, mientras observas tu punto de origen -La Tierra- en medio de la majestuosidad del espacio que nos contiene. Hasta podrías avistar a Starman, el conductor del fabuloso auto deportivo de Tesla, recientemente enviado al espacio con ayuda del Cohete Falcon Heavy de XSpace, compañía que es propiedad del excéntrico multimillonario Elon Musk.

Los hacedores de sueños

El viaje espacial está a muy pocos pasos de hacerse realidad.

Una decena de empresas son reconocidas mundialmente por sus intentos en hacer realidad este sueño colectivo. Son impulsadas desde países de alta referencia e impacto sobre el desarrollo tecnológico: Estados Unidos, Rusia, China, Japón con valiosos cooperantes como la India.

Estas empresas impulsan proyectos que se orientan a ofrecer el servicio de vivir la experiencia de viaje espacial, ofertando experiencias breves que varían -según el proyecto- de 30 a 90 minutos de duración, en rutas establecidas a algunos centenares de km sobre la superficie de la tierra, con disponibilidad de cupos que varían desde 2 hasta 20 pasajeros.

Te mostramos los avances de algunas de estas empresas, dirigidas por CEOs de alta factura, con el nivel de experticia y credibilidad que demanda la oferta confiable de un servicio de esta naturaleza:

Michael Suffredini , CEO de Axiom Space dirige el proyecto de construcción de lo que podría convertirse en la primera Estación Espacial, proclamada por esta empresa como la sucesora de ISS. Este proyecto de democratización y comercialización de viajes espaciales, te ofrece la oportunidad de participar en una misión de unos 7 días de duración, con una semana previa de entrenamiento.

Similar a los vuelos de Blue Origin’s, Kosmokurs se propone ofrecer vuelos suborbitales cortos de unos 15 min, con 3 días de entrenamiento, a un costo aproximado de $200.000 por persona, ofreciendo 5 min de posibilidad de micro gravedad, más de lo ofrecido por Virgin Galactic.

La empresa Space Aventires, empresa que envió a Dennis Tito al espacio, primer turista espacial en la historia; ofrece gran variedad de emocionantes experiencias espaciales que incluyen, entre otras, la posibilidad de experimentar la gravedad 0 y disfrutar de entrenamientos al estilo cosmonautas. En proyectos más ambiciosos, planean ofertar caminatas espaciales en ISS y viajes alrededor de la luna.

SpaceX, encabezada por el magnate Elon Musk, que atiende misiones encargadas desde la NASA y otros clientes en 2017, anunció su intención de ofrecer vuelos privados a ciudadanos en misiones circunlunares según un plan similar al del proyecto Apolo 8, usando el Cohete BFR.

Si de experiencia demostrada se trata, Virgin Galactic y The Spaceship Company, dirigidas por Sir Richard Branson, ya ha sido reconocida por su experticia en vuelos subrbitales. Planea ahora un vuelo orbital, para el cual ya unas 650 personas han pagado $250.000. Entre sus logros, destaca el haber sobrevolado una nave al borde del espacio, piloteada por el propio Richard Brason. Ofrece a corto plazo, la posibilidad de realizar viajes suborbitales en una nave del tamaño de un avión ejecutivo. Algunos de los clientes que se han apuntado a esta aventura, son los reconocidos personajes Leonardo di Caprio. Justin Beaber y Tom Hanks.

Pero además del transporte, pronto tendrás también la posibilidad de reservar tu hospedaje espacial en la estación Aurora. Esta iniciativa, liderada por Rank Burger, desde la empresa Orion Spa, podría tener un costo de 9 millones de dólares por 12 días de misión.

A esta propuesta, se suma la de Roscosmos, una agencia rusa que planea construir un lujoso hotel espacial para ISS, que tendría disponibilidad de 4 habitaciones, bajo un costo aproximado de 40 millones por persona para una semana, operarían, de ser exitoso su plan, en el 2020

Así que ya no tienes excusas. Si estás entre los que alguna vez tuvimos este sueño, ya sabes que estos proyectos prometen su materialización y se encuentran, afortunadamente, en mano de expertos reconocidos por su amplia trayectoria en el desarrollo de tecnología espacial.

Si aún lo dudas y te preguntas  ¿Por qué viajar al espacio?

La especie humana tiene razones genéticas, sociales y hedónicas de sobra. Desde la lúdica necesidad de realizar actividades emocionantes, especialmente que estén, como ésta, cargadas de adrenalina por su exposición al riesgo; pasando por las aspiraciones sociales de conquistar nuevos espacios; las poco reconocidas, impulsadas por el instinto de supervivencia o; simplemente, las vinculadas al placer que otorga tener el privilegio de ser el primero o tener derechos exclusivos sobre un algo al cual todos aspiran.

Indistintamente de la naturaleza específica de la aspiración, para todos, el viaje espacial es un sueño común cuya materialización cada día se hace más creíble, en virtud del avance tecnológico en las ciencias espaciales y gracias a la iniciativa de su popularización que ha tenido el sector privado de este fascinante modelo de negocio.

Ya no es ciencia ficción, pronto podrías ser uno

de los primeros privilegiados que vivan la experiencia

El despertar del sueño de la infancia

Creo haberlo vivido anticipadamente desde mi infancia, siempre quise viajar hacia el espacio. Pero desde que comencé a admirar los heróicos esfuerzos de la princesa Leia por reinstaurar la república en la galaxia, pensé que viajar al espacio era un privilegio reservado solo para astronautas superdotados, entidades con capacidades superespeciales o asignados en misiones interplanetarias complejas.

Ciertamente, al leer sobre el desarrollo de diferentes proyectos para llevar pasajeros al espacio, toda mi infancia se presentó de nuevo ante mí. Y me dije: ¡Yo Quiero! Me conecté con mi antiguo deseo de viajar por el espacio.

Pero ahora viajar al espacio tendría con más garantías: sin el riesgo de encontrar alliens amenazantes, sin que sea requerido mi viaje para evitar la devastación de la tierra, o para superarla; sin la necesaria asignación de la compleja misión de reestablecer el orden cósmico. Tampoco requeriría cambiar de dimensión, ni atravesar portales inciertos con el riesgo de descubrir, sin proponérmelo, misiones secretas que me pudieran comprometer.

Viajes espaciales, solo para soñadores privilegiados

¿Te podrías imaginar allí, viviendo en tiempo real una realidad que sólo has disfrutado desde la simulación o la imaginación que nos han estimulado las grandes producciones cinematográficas?

Ya puedes imaginarte experimentando la Gravedad 0, mientras observas tu punto de origen -La Tierra- en medio de la majestuosidad del espacio que nos contiene. Hasta podrías avistar a Starman, el conductor del fabuloso auto deportivo de Tesla, recientemente enviado al espacio con ayuda del Cohete Falcon Heavy de XSpace, compañía que es propiedad del excéntrico multimillonario Elon Musk.

Los hacedores de sueños

El viaje espacial está a muy pocos pasos de hacerse realidad.

Una decena de empresas son reconocidas mundialmente por sus intentos en hacer realidad este sueño colectivo. Son impulsadas desde países de alta referencia e impacto sobre el desarrollo tecnológico: Estados Unidos, Rusia, China, Japón con valiosos cooperantes como la India.

Estas empresas impulsan proyectos que se orientan a ofrecer el servicio de vivir la experiencia de viaje espacial, ofertando experiencias breves que varían -según el proyecto- de 30 a 90 minutos de duración, en rutas establecidas a algunos centenares de km sobre la superficie de la tierra, con disponibilidad de cupos que varían desde 2 hasta 20 pasajeros.

Te mostramos los avances de algunas de estas empresas, dirigidas por CEOs de alta factura, con el nivel de experticia y credibilidad que demanda la oferta confiable de un servicio de esta naturaleza:

Michael Suffredini , CEO de Axiom Space dirige el proyecto de construcción de lo que podría convertirse en la primera Estación Espacial, proclamada por esta empresa como la sucesora de ISS. Este proyecto de democratización y comercialización de viajes espaciales, te ofrece la oportunidad de participar en una misión de unos 7 días de duración, con una semana previa de entrenamiento.

Similar a los vuelos de Blue Origin’s, Kosmokurs se propone ofrecer vuelos suborbitales cortos de unos 15 min, con 3 días de entrenamiento, a un costo aproximado de $200.000 por persona, ofreciendo 5 min de posibilidad de micro gravedad, más de lo ofrecido por Virgin Galactic.

La empresa Space Aventires, empresa que envió a Dennis Tito al espacio, primer turista espacial en la historia; ofrece gran variedad de emocionantes experiencias espaciales que incluyen, entre otras, la posibilidad de experimentar la gravedad 0 y disfrutar de entrenamientos al estilo cosmonautas. En proyectos más ambiciosos, planean ofertar caminatas espaciales en ISS y viajes alrededor de la luna.

SpaceX, encabezada por el magnate Elon Musk, que atiende misiones encargadas desde la NASA y otros clientes en 2017, anunció su intención de ofrecer vuelos privados a ciudadanos en misiones circunlunares según un plan similar al del proyecto Apolo 8, usando el Cohete BFR.

Si de experiencia demostrada se trata, Virgin Galactic y The Spaceship Company, dirigidas por Sir Richard Branson, ya ha sido reconocida por su experticia en vuelos subrbitales. Planea ahora un vuelo orbital, para el cual ya unas 650 personas han pagado $250.000. Entre sus logros, destaca el haber sobrevolado una nave al borde del espacio, piloteada por el propio Richard Brason. Ofrece a corto plazo, la posibilidad de realizar viajes suborbitales en una nave del tamaño de un avión ejecutivo. Algunos de los clientes que se han apuntado a esta aventura, son los reconocidos personajes Leonardo di Caprio. Justin Beaber y Tom Hanks.

Pero además del transporte, pronto tendrás también la posibilidad de reservar tu hospedaje espacial en la estación Aurora. Esta iniciativa, liderada por Rank Burger, desde la empresa Orion Spa, podría tener un costo de 9 millones de dólares por 12 días de misión.

A esta propuesta, se suma la de Roscosmos, una agencia rusa que planea construir un lujoso hotel espacial para ISS, que tendría disponibilidad de 4 habitaciones, bajo un costo aproximado de 40 millones por persona para una semana, operarían, de ser exitoso su plan, en el 2020

Así que ya no tienes excusas. Si estás entre los que alguna vez tuvimos este sueño, ya sabes que estos proyectos prometen su materialización y se encuentran, afortunadamente, en mano de expertos reconocidos por su amplia trayectoria en el desarrollo de tecnología espacial.

Si aún lo dudas y te preguntas  ¿Por qué viajar al espacio?

La especie humana tiene razones genéticas, sociales y hedónicas de sobra. Desde la lúdica necesidad de realizar actividades emocionantes, especialmente que estén, como ésta, cargadas de adrenalina por su exposición al riesgo; pasando por las aspiraciones sociales de conquistar nuevos espacios; las poco reconocidas, impulsadas por el instinto de supervivencia o; simplemente, las vinculadas al placer que otorga tener el privilegio de ser el primero o tener derechos exclusivos sobre un algo al cual todos aspiran.

Indistintamente de la naturaleza específica de la aspiración, para todos, el viaje espacial es un sueño común cuya materialización cada día se hace más creíble, en virtud del avance tecnológico en las ciencias espaciales y gracias a la iniciativa de su popularización que ha tenido el sector privado de este fascinante modelo de negocio.

Ya no es ciencia ficción, pronto podrías ser uno

de los primeros privilegiados que vivan la experiencia

El despertar del sueño de la infancia

Creo haberlo vivido anticipadamente desde mi infancia, siempre quise viajar hacia el espacio. Pero desde que comencé a admirar los heróicos esfuerzos de la princesa Leia por reinstaurar la república en la galaxia, pensé que viajar al espacio era un privilegio reservado solo para astronautas superdotados, entidades con capacidades superespeciales o asignados en misiones interplanetarias complejas.

Ciertamente, al leer sobre el desarrollo de diferentes proyectos para llevar pasajeros al espacio, toda mi infancia se presentó de nuevo ante mí. Y me dije: ¡Yo Quiero! Me conecté con mi antiguo deseo de viajar por el espacio.

Pero ahora viajar al espacio tendría con más garantías: sin el riesgo de encontrar alliens amenazantes, sin que sea requerido mi viaje para evitar la devastación de la tierra, o para superarla; sin la necesaria asignación de la compleja misión de reestablecer el orden cósmico. Tampoco requeriría cambiar de dimensión, ni atravesar portales inciertos con el riesgo de descubrir, sin proponérmelo, misiones secretas que me pudieran comprometer.

Viajes espaciales, solo para soñadores privilegiados

¿Te podrías imaginar allí, viviendo en tiempo real una realidad que sólo has disfrutado desde la simulación o la imaginación que nos han estimulado las grandes producciones cinematográficas?

Ya puedes imaginarte experimentando la Gravedad 0, mientras observas tu punto de origen -La Tierra- en medio de la majestuosidad del espacio que nos contiene. Hasta podrías avistar a Starman, el conductor del fabuloso auto deportivo de Tesla, recientemente enviado al espacio con ayuda del Cohete Falcon Heavy de XSpace, compañía que es propiedad del excéntrico multimillonario Elon Musk.

Los hacedores de sueños

El viaje espacial está a muy pocos pasos de hacerse realidad.

Una decena de empresas son reconocidas mundialmente por sus intentos en hacer realidad este sueño colectivo. Son impulsadas desde países de alta referencia e impacto sobre el desarrollo tecnológico: Estados Unidos, Rusia, China, Japón con valiosos cooperantes como la India.

Estas empresas impulsan proyectos que se orientan a ofrecer el servicio de vivir la experiencia de viaje espacial, ofertando experiencias breves que varían -según el proyecto- de 30 a 90 minutos de duración, en rutas establecidas a algunos centenares de km sobre la superficie de la tierra, con disponibilidad de cupos que varían desde 2 hasta 20 pasajeros.

Te mostramos los avances de algunas de estas empresas, dirigidas por CEOs de alta factura, con el nivel de experticia y credibilidad que demanda la oferta confiable de un servicio de esta naturaleza:

Michael Suffredini , CEO de Axiom Space dirige el proyecto de construcción de lo que podría convertirse en la primera Estación Espacial, proclamada por esta empresa como la sucesora de ISS. Este proyecto de democratización y comercialización de viajes espaciales, te ofrece la oportunidad de participar en una misión de unos 7 días de duración, con una semana previa de entrenamiento.

Similar a los vuelos de Blue Origin’s, Kosmokurs se propone ofrecer vuelos suborbitales cortos de unos 15 min, con 3 días de entrenamiento, a un costo aproximado de $200.000 por persona, ofreciendo 5 min de posibilidad de micro gravedad, más de lo ofrecido por Virgin Galactic.

La empresa Space Aventires, empresa que envió a Dennis Tito al espacio, primer turista espacial en la historia; ofrece gran variedad de emocionantes experiencias espaciales que incluyen, entre otras, la posibilidad de experimentar la gravedad 0 y disfrutar de entrenamientos al estilo cosmonautas. En proyectos más ambiciosos, planean ofertar caminatas espaciales en ISS y viajes alrededor de la luna.

SpaceX, encabezada por el magnate Elon Musk, que atiende misiones encargadas desde la NASA y otros clientes en 2017, anunció su intención de ofrecer vuelos privados a ciudadanos en misiones circunlunares según un plan similar al del proyecto Apolo 8, usando el Cohete BFR.

Si de experiencia demostrada se trata, Virgin Galactic y The Spaceship Company, dirigidas por Sir Richard Branson, ya ha sido reconocida por su experticia en vuelos subrbitales. Planea ahora un vuelo orbital, para el cual ya unas 650 personas han pagado $250.000. Entre sus logros, destaca el haber sobrevolado una nave al borde del espacio, piloteada por el propio Richard Brason. Ofrece a corto plazo, la posibilidad de realizar viajes suborbitales en una nave del tamaño de un avión ejecutivo. Algunos de los clientes que se han apuntado a esta aventura, son los reconocidos personajes Leonardo di Caprio. Justin Beaber y Tom Hanks.

Pero además del transporte, pronto tendrás también la posibilidad de reservar tu hospedaje espacial en la estación Aurora. Esta iniciativa, liderada por Rank Burger, desde la empresa Orion Spa, podría tener un costo de 9 millones de dólares por 12 días de misión.

A esta propuesta, se suma la de Roscosmos, una agencia rusa que planea construir un lujoso hotel espacial para ISS, que tendría disponibilidad de 4 habitaciones, bajo un costo aproximado de 40 millones por persona para una semana, operarían, de ser exitoso su plan, en el 2020

Así que ya no tienes excusas. Si estás entre los que alguna vez tuvimos este sueño, ya sabes que estos proyectos prometen su materialización y se encuentran, afortunadamente, en mano de expertos reconocidos por su amplia trayectoria en el desarrollo de tecnología espacial.

Si aún lo dudas y te preguntas  ¿Por qué viajar al espacio?

La especie humana tiene razones genéticas, sociales y hedónicas de sobra. Desde la lúdica necesidad de realizar actividades emocionantes, especialmente que estén, como ésta, cargadas de adrenalina por su exposición al riesgo; pasando por las aspiraciones sociales de conquistar nuevos espacios; las poco reconocidas, impulsadas por el instinto de supervivencia o; simplemente, las vinculadas al placer que otorga tener el privilegio de ser el primero o tener derechos exclusivos sobre un algo al cual todos aspiran.

Indistintamente de la naturaleza específica de la aspiración, para todos, el viaje espacial es un sueño común cuya materialización cada día se hace más creíble, en virtud del avance tecnológico en las ciencias espaciales y gracias a la iniciativa de su popularización que ha tenido el sector privado de este fascinante modelo de negocio.