El G20 en Argentina - Liderando la Económica Global | South American Jets
X

El G20 en Argentina – Liderando la Económica Global

Por primera vez en la historia, un país latinoamericano es anfitrión del Grupo de los 20. Una oportunidad única para Argentina y su presidente Mauricio Macri, quien inmediatamente dio un paso al frente, adelantándose a países como Brasil y México.

 

         ¿Pero qué es el Grupo de los 20? El G-20, como se conoce, es un foro donde se encuentran los 19 países que conforman el bloque económico más poderoso del planeta. Está integrado por los principales países industrializados – Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, y Reino Unido (mejor conocidos como el G-7). Se les une Rusia, y con este país se les conoce como el G-8. A este foro se incluye Australia, los países que conforman La Unión Europea y diez países que representan las economías emergentes o países recientemente industrializados; entonces se completa el Grupo de los 20 ó G-20. Además, como invitados permanentes se encuentra: España, los países pertenecientes al bloque de las Naciones del Sudeste Asiático – ASEAN-, el país que preside la Unión Africana y un representante de la Nueva Alianza para el Desarrollo de África. Por ser Argentina el país anfitrión, tiene el privilegio de invitar uno o dos países; en este caso, Chile y los Países Bajos fueron los invitados.

 

         El objetivo de este foro es mantener la estabilidad financiera internacional y encargarse de temas que estén más allá del ámbito de otras organizaciones de menor jerarquía. Cuando se suma lo que representan estos países, estamos hablando del 85% del producto bruto global, de dos tercios de la población mundial y del 75% del comercio internacional.

 

         El G-20 desde que comenzó a trabajar, en el año 1999, se ha caracterizado por desarrollar su propio lenguaje, utilizando palabras poco conocidas o dando significados distintos. El manejo de este lenguaje o jerga política, de alguna manera representa el propósito y razón de ser del grupo. Un ejemplo es la palabra “Troika”, palabra rusa que significa Triada. En el caso del Grupo de los 20 se refiere a la tríada que conforman tres países específicos: Alemania, quien fue el país anfitrión el año pasado, Argentina quien asume la presidencia este año, y Japón, quién liderará el foro el próximo año. El objetivo es garantizar la continuidad de la agenda del grupo.

 

         Otra palabra utilizada en el argot político del G-20 es “Sherpa”. Literalmente Sherpa se le dice al nativo de un pueblo de Nepal, situado en la cordillera asiática del Himalaya. Los sherpas son famosos por guiar a los escaladores en sus ascensiones al Everest u otros picos del Himalaya. En el caso del G-20, es comprensible que esta palabra se utilice como metáfora para denominar a los negociadores o asesores gubernamentales del alto nivel, representantes de los jefes de gobiernos en las cumbres del G-8 y G-20. El sherpa argentino este año es el Sr. Pedro Villagra Delgado, prestigioso diplomático reconocido en su país. Sus obligaciones lo han llevado a dar una gira por diferentes países, generando conversaciones y ultimados los detalles necesarios para el desarrollo de la cumbre. Igualmente, importante es su labor de facilitar y dar entendimiento sobre lo que son las prioridades del presidente Macri para esta cumbre. En este caso, las prioridades se basan en: El futuro del trabajo: liberar el potencial de las personas; Infraestructura para el desarrollo: movilizando los recursos para reducir el déficit de infraestructura; un futuro alimentario sostenible: mejorando los suelos y aumentando la productividad.

         Hoy, Argentina es un país protagonista. En 18 años de historia de los encuentros del G-20, por primera vez Latinoamericano es sede de la Cumbre del Grupo. Desde diciembre del 2017 y durante todo el 2018, las más importantes ciudades de Argentina sirven como plataforma para las voces de los líderes de estas potencias. Córdoba, Salta, Puerto Iguazú, Mar del Plata, Mendoza, Bariloche y naturalmente, Buenos Aires, se han prepararon para agasajar a los más distinguidos invitados ofreciendo su espléndida arquitectura, historia, cultura y gastronomía.

 

         Diplomáticos, empresarios, representantes financieros, oradores, grupos afines y los más poderosos líderes mundiales, se darán cita a lo largo y ancho del país. Un país que se preparó para asumir el reto, en especial a lo que se refiere transporte, infraestructura y comunicación. El tema de transporte es vital para el éxito y progreso de la cumbre. Las empresas de aviones privados y alquileres de helicópteros son una opción apropiada. Solventan eficazmente el traslado de grupos financieros o diplomáticos dentro de ciudades que ostentan un dinamismo urbano y agitado. También se puede volar entre ciudades y sostener una o dos reuniones. Evitando  los trámites de aeropuertos congestionados y utilizando eficazmente el tiempo invertido.

 

         Pero no todo está dicho. En el G-20 se dan encuentros claves de sectores pertenecientes a la sociedad civil. Son los denominados Grupos de Afinidad. En la dinámica de los encuentros pautados en la cubre, estos grupos crean sus propios espacios de reuniones y debates. Trabajan de la mano con los referentes de ese año y cómo pueden afectar o pueden desarrollarse según la perspectiva del sector que representan. Cada grupo prepara una serie de recomendaciones con el objetivo de fijar posición. Estas recomendaciones no son vinculantes, pero igual son consideradas por el G-20 en sus discusiones y negociaciones. Los Grupos de Afinidad son: Science20 (S20) grupo de ciencias, Business 20 (B20) grupo de negocios internacional, Civil 20 (C20) la ciudadanía, Labour 20 (L20) el grupo de afinidad que representa los sindicatos, Think 20 (T20) grupo de pensadores y expertos alrededor del mundo. Woman 20 (W20) grupo en representación de las mujeres, Youth 20 (Y20) tribuna donde se permite la ideas y sugerencias de los jóvenes.

 

         El pasado mes de agosto, el grupo de jóvenes Youth 20 ó como también se les denomina: Y-20, tuvieron su lugar de encuentro en la ciudad de Córdoba. Durante una semana, aproximadamente 80 jóvenes, entre las edades comprendidas de 18 a 30 años, participaron en reuniones, actividades, intercambios y debates de ideas. Su premisa para desarrollar fue “El futuro del Trabajo”. El encuentro del Y-20 fue una oportunidad para hacer escuchar sus voces bajo el eslogan “Agitando el presente, construyendo el futuro”.

 

         Desde el 30 de noviembre hasta el 1 de diciembre, los líderes de las más poderosa naciones en el mundo, se encontrarán en Argentina. Discutirán los temas importantes que afectan la estabilidad financiera mundial y buscarán puntos de encuentros para el desarrollo del bien común. Al final, Argentina concluirá su presidencia del G-20, entregando la silla al próximo país anfitrión: Japón.

Por primera vez en la historia, un país latinoamericano es anfitrión del Grupo de los 20. Una oportunidad única para Argentina y su presidente Mauricio Macri, quien inmediatamente dio un paso al frente, adelantándose a países como Brasil y México.

 

         ¿Pero qué es el Grupo de los 20? El G-20, como se conoce, es un foro donde se encuentran los 19 países que conforman el bloque económico más poderoso del planeta. Está integrado por los principales países industrializados – Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, y Reino Unido (mejor conocidos como el G-7). Se les une Rusia, y con este país se les conoce como el G-8. A este foro se incluye Australia, los países que conforman La Unión Europea y diez países que representan las economías emergentes o países recientemente industrializados; entonces se completa el Grupo de los 20 ó G-20. Además, como invitados permanentes se encuentra: España, los países pertenecientes al bloque de las Naciones del Sudeste Asiático – ASEAN-, el país que preside la Unión Africana y un representante de la Nueva Alianza para el Desarrollo de África. Por ser Argentina el país anfitrión, tiene el privilegio de invitar uno o dos países; en este caso, Chile y los Países Bajos fueron los invitados.

 

         El objetivo de este foro es mantener la estabilidad financiera internacional y encargarse de temas que estén más allá del ámbito de otras organizaciones de menor jerarquía. Cuando se suma lo que representan estos países, estamos hablando del 85% del producto bruto global, de dos tercios de la población mundial y del 75% del comercio internacional.

 

         El G-20 desde que comenzó a trabajar, en el año 1999, se ha caracterizado por desarrollar su propio lenguaje, utilizando palabras poco conocidas o dando significados distintos. El manejo de este lenguaje o jerga política, de alguna manera representa el propósito y razón de ser del grupo. Un ejemplo es la palabra “Troika”, palabra rusa que significa Triada. En el caso del Grupo de los 20 se refiere a la tríada que conforman tres países específicos: Alemania, quien fue el país anfitrión el año pasado, Argentina quien asume la presidencia este año, y Japón, quién liderará el foro el próximo año. El objetivo es garantizar la continuidad de la agenda del grupo.

 

         Otra palabra utilizada en el argot político del G-20 es “Sherpa”. Literalmente Sherpa se le dice al nativo de un pueblo de Nepal, situado en la cordillera asiática del Himalaya. Los sherpas son famosos por guiar a los escaladores en sus ascensiones al Everest u otros picos del Himalaya. En el caso del G-20, es comprensible que esta palabra se utilice como metáfora para denominar a los negociadores o asesores gubernamentales del alto nivel, representantes de los jefes de gobiernos en las cumbres del G-8 y G-20. El sherpa argentino este año es el Sr. Pedro Villagra Delgado, prestigioso diplomático reconocido en su país. Sus obligaciones lo han llevado a dar una gira por diferentes países, generando conversaciones y ultimados los detalles necesarios para el desarrollo de la cumbre. Igualmente, importante es su labor de facilitar y dar entendimiento sobre lo que son las prioridades del presidente Macri para esta cumbre. En este caso, las prioridades se basan en: El futuro del trabajo: liberar el potencial de las personas; Infraestructura para el desarrollo: movilizando los recursos para reducir el déficit de infraestructura; un futuro alimentario sostenible: mejorando los suelos y aumentando la productividad.

         Hoy, Argentina es un país protagonista. En 18 años de historia de los encuentros del G-20, por primera vez Latinoamericano es sede de la Cumbre del Grupo. Desde diciembre del 2017 y durante todo el 2018, las más importantes ciudades de Argentina sirven como plataforma para las voces de los líderes de estas potencias. Córdoba, Salta, Puerto Iguazú, Mar del Plata, Mendoza, Bariloche y naturalmente, Buenos Aires, se han prepararon para agasajar a los más distinguidos invitados ofreciendo su espléndida arquitectura, historia, cultura y gastronomía.

 

         Diplomáticos, empresarios, representantes financieros, oradores, grupos afines y los más poderosos líderes mundiales, se darán cita a lo largo y ancho del país. Un país que se preparó para asumir el reto, en especial a lo que se refiere transporte, infraestructura y comunicación. El tema de transporte es vital para el éxito y progreso de la cumbre. Las empresas de aviones privados y alquileres de helicópteros son una opción apropiada. Solventan eficazmente el traslado de grupos financieros o diplomáticos dentro de ciudades que ostentan un dinamismo urbano y agitado. También se puede volar entre ciudades y sostener una o dos reuniones. Evitando  los trámites de aeropuertos congestionados y utilizando eficazmente el tiempo invertido.

 

         Pero no todo está dicho. En el G-20 se dan encuentros claves de sectores pertenecientes a la sociedad civil. Son los denominados Grupos de Afinidad. En la dinámica de los encuentros pautados en la cubre, estos grupos crean sus propios espacios de reuniones y debates. Trabajan de la mano con los referentes de ese año y cómo pueden afectar o pueden desarrollarse según la perspectiva del sector que representan. Cada grupo prepara una serie de recomendaciones con el objetivo de fijar posición. Estas recomendaciones no son vinculantes, pero igual son consideradas por el G-20 en sus discusiones y negociaciones. Los Grupos de Afinidad son: Science20 (S20) grupo de ciencias, Business 20 (B20) grupo de negocios internacional, Civil 20 (C20) la ciudadanía, Labour 20 (L20) el grupo de afinidad que representa los sindicatos, Think 20 (T20) grupo de pensadores y expertos alrededor del mundo. Woman 20 (W20) grupo en representación de las mujeres, Youth 20 (Y20) tribuna donde se permite la ideas y sugerencias de los jóvenes.

 

         El pasado mes de agosto, el grupo de jóvenes Youth 20 ó como también se les denomina: Y-20, tuvieron su lugar de encuentro en la ciudad de Córdoba. Durante una semana, aproximadamente 80 jóvenes, entre las edades comprendidas de 18 a 30 años, participaron en reuniones, actividades, intercambios y debates de ideas. Su premisa para desarrollar fue “El futuro del Trabajo”. El encuentro del Y-20 fue una oportunidad para hacer escuchar sus voces bajo el eslogan “Agitando el presente, construyendo el futuro”.

 

         Desde el 30 de noviembre hasta el 1 de diciembre, los líderes de las más poderosa naciones en el mundo, se encontrarán en Argentina. Discutirán los temas importantes que afectan la estabilidad financiera mundial y buscarán puntos de encuentros para el desarrollo del bien común. Al final, Argentina concluirá su presidencia del G-20, entregando la silla al próximo país anfitrión: Japón.

Por primera vez en la historia, un país latinoamericano es anfitrión del Grupo de los 20. Una oportunidad única para Argentina y su presidente Mauricio Macri, quien inmediatamente dio un paso al frente, adelantándose a países como Brasil y México.

 

         ¿Pero qué es el Grupo de los 20? El G-20, como se conoce, es un foro donde se encuentran los 19 países que conforman el bloque económico más poderoso del planeta. Está integrado por los principales países industrializados – Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, y Reino Unido (mejor conocidos como el G-7). Se les une Rusia, y con este país se les conoce como el G-8. A este foro se incluye Australia, los países que conforman La Unión Europea y diez países que representan las economías emergentes o países recientemente industrializados; entonces se completa el Grupo de los 20 ó G-20. Además, como invitados permanentes se encuentra: España, los países pertenecientes al bloque de las Naciones del Sudeste Asiático – ASEAN-, el país que preside la Unión Africana y un representante de la Nueva Alianza para el Desarrollo de África. Por ser Argentina el país anfitrión, tiene el privilegio de invitar uno o dos países; en este caso, Chile y los Países Bajos fueron los invitados.

 

         El objetivo de este foro es mantener la estabilidad financiera internacional y encargarse de temas que estén más allá del ámbito de otras organizaciones de menor jerarquía. Cuando se suma lo que representan estos países, estamos hablando del 85% del producto bruto global, de dos tercios de la población mundial y del 75% del comercio internacional.

 

         El G-20 desde que comenzó a trabajar, en el año 1999, se ha caracterizado por desarrollar su propio lenguaje, utilizando palabras poco conocidas o dando significados distintos. El manejo de este lenguaje o jerga política, de alguna manera representa el propósito y razón de ser del grupo. Un ejemplo es la palabra “Troika”, palabra rusa que significa Triada. En el caso del Grupo de los 20 se refiere a la tríada que conforman tres países específicos: Alemania, quien fue el país anfitrión el año pasado, Argentina quien asume la presidencia este año, y Japón, quién liderará el foro el próximo año. El objetivo es garantizar la continuidad de la agenda del grupo.

 

         Otra palabra utilizada en el argot político del G-20 es “Sherpa”. Literalmente Sherpa se le dice al nativo de un pueblo de Nepal, situado en la cordillera asiática del Himalaya. Los sherpas son famosos por guiar a los escaladores en sus ascensiones al Everest u otros picos del Himalaya. En el caso del G-20, es comprensible que esta palabra se utilice como metáfora para denominar a los negociadores o asesores gubernamentales del alto nivel, representantes de los jefes de gobiernos en las cumbres del G-8 y G-20. El sherpa argentino este año es el Sr. Pedro Villagra Delgado, prestigioso diplomático reconocido en su país. Sus obligaciones lo han llevado a dar una gira por diferentes países, generando conversaciones y ultimados los detalles necesarios para el desarrollo de la cumbre. Igualmente, importante es su labor de facilitar y dar entendimiento sobre lo que son las prioridades del presidente Macri para esta cumbre. En este caso, las prioridades se basan en: El futuro del trabajo: liberar el potencial de las personas; Infraestructura para el desarrollo: movilizando los recursos para reducir el déficit de infraestructura; un futuro alimentario sostenible: mejorando los suelos y aumentando la productividad.

         Hoy, Argentina es un país protagonista. En 18 años de historia de los encuentros del G-20, por primera vez Latinoamericano es sede de la Cumbre del Grupo. Desde diciembre del 2017 y durante todo el 2018, las más importantes ciudades de Argentina sirven como plataforma para las voces de los líderes de estas potencias. Córdoba, Salta, Puerto Iguazú, Mar del Plata, Mendoza, Bariloche y naturalmente, Buenos Aires, se han prepararon para agasajar a los más distinguidos invitados ofreciendo su espléndida arquitectura, historia, cultura y gastronomía.

 

         Diplomáticos, empresarios, representantes financieros, oradores, grupos afines y los más poderosos líderes mundiales, se darán cita a lo largo y ancho del país. Un país que se preparó para asumir el reto, en especial a lo que se refiere transporte, infraestructura y comunicación. El tema de transporte es vital para el éxito y progreso de la cumbre. Las empresas de aviones privados y alquileres de helicópteros son una opción apropiada. Solventan eficazmente el traslado de grupos financieros o diplomáticos dentro de ciudades que ostentan un dinamismo urbano y agitado. También se puede volar entre ciudades y sostener una o dos reuniones. Evitando  los trámites de aeropuertos congestionados y utilizando eficazmente el tiempo invertido.

 

         Pero no todo está dicho. En el G-20 se dan encuentros claves de sectores pertenecientes a la sociedad civil. Son los denominados Grupos de Afinidad. En la dinámica de los encuentros pautados en la cubre, estos grupos crean sus propios espacios de reuniones y debates. Trabajan de la mano con los referentes de ese año y cómo pueden afectar o pueden desarrollarse según la perspectiva del sector que representan. Cada grupo prepara una serie de recomendaciones con el objetivo de fijar posición. Estas recomendaciones no son vinculantes, pero igual son consideradas por el G-20 en sus discusiones y negociaciones. Los Grupos de Afinidad son: Science20 (S20) grupo de ciencias, Business 20 (B20) grupo de negocios internacional, Civil 20 (C20) la ciudadanía, Labour 20 (L20) el grupo de afinidad que representa los sindicatos, Think 20 (T20) grupo de pensadores y expertos alrededor del mundo. Woman 20 (W20) grupo en representación de las mujeres, Youth 20 (Y20) tribuna donde se permite la ideas y sugerencias de los jóvenes.

 

         El pasado mes de agosto, el grupo de jóvenes Youth 20 ó como también se les denomina: Y-20, tuvieron su lugar de encuentro en la ciudad de Córdoba. Durante una semana, aproximadamente 80 jóvenes, entre las edades comprendidas de 18 a 30 años, participaron en reuniones, actividades, intercambios y debates de ideas. Su premisa para desarrollar fue “El futuro del Trabajo”. El encuentro del Y-20 fue una oportunidad para hacer escuchar sus voces bajo el eslogan “Agitando el presente, construyendo el futuro”.

 

         Desde el 30 de noviembre hasta el 1 de diciembre, los líderes de las más poderosa naciones en el mundo, se encontrarán en Argentina. Discutirán los temas importantes que afectan la estabilidad financiera mundial y buscarán puntos de encuentros para el desarrollo del bien común. Al final, Argentina concluirá su presidencia del G-20, entregando la silla al próximo país anfitrión: Japón.